Compartir… a propósito del proyecto de tesis

Desde México lindo y querido quiero compartir el póster que compartimos en las jornadas del doctorado en Ciencias de la Educación del pasado mes de julio. Nos encontramos revisando la propuesta y hemos recopilado ya varias sugerencias y observaciones, muchas gracias a quienes han participado.

Si tienes algún comentario, ¡bienvenido!

Aquí va (puedes ampliarlo):

Continuaremos revisando los conceptos base del proyecto, como nos han recomendado:

  • Desarrollo profesional docente, reflexividad, práctica-actividad cotidiana, cultura digital.
  • Competencias digitales: su conceptualización, estudios realizados, enfoque (prescripción vs apertura), política educativa, contextos.

Además estamos armando la propuesta metodológica (relatos de vida, perspectiva general y diseño de instrumentos, previsiones para el análisis) y recopilando insumos para aclarar la construcción del problema de investigación (política educativa, datos, evidencias, proyectos, logros y desafíos).

Nos inspira ese tejido de reflexiones y experiencias que construiremos de manera conjunta y a partir de las voces de profesores universitarios que han vivido esa búsqueda-encuentro de sentidos para explorar la cultura digital para aprender, participar, compartir… Para comprender mejor este tiempo y cómo participamos en el presente y para el futuro, para comprender mejor el aprendizaje, la educación, nuestros roles y las posibilidades de la cultura digital.

¡Bienvenido otro año de trabajo y gracias a quienes han sido parte de este proceso!

Recursos acerca de la “competencia digital”, #CDigital_INTEF

Paso rápido a dejarles algunos enlaces en Diigo, a propósito de la competencia digital… blogs, algunos artículos y los mismos sitios de este MOOC para curar información al respecto. Mi usuario en Diigo es: aloreli y les dejo el enlace a la etiqueta “competencia digital“.

Ahora a continuar con las actividades. Comparto como registro en el blog y para quienes se asomen, dos marcos que nos comparten para caracterizar la “competencia digital”:

Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), Marco común de competencia digital docente.

Competencias clave en el Sistema Educativo Español, entre ellas la competencia digital. BOE (boletín oficial). Proyecto DIGCOMP.

Y quiero también dejar registro del resumen semanal de la actividad en el MOOC, excelente síntesis para seguir hilos de este entramado, que incluyen infográficos de la competencia digital elaborados por varios participantes. Una lista de recursos del mismo MOOC:  http://list.ly/list/fAA-ensenar-y-evaluar-la-competencia-digital

La idea de reconocer distintas dimensiones de la competencia digital (emocional-afectiva, congnitiva-intelectual, expresiva-comunicacional, instrumental y axiológica) subraya la complejidad de esta “lupa” para enfocar desempeños, saberes, actitudes, y desafíos para el aprendizaje continuo.

Saludos y seguimos,

Lorelí

Ciudadanos y ciudadanas en la sociedad digital, #CDigital_INTEF

Este viaje de MOOC nos invita ahora a reflexionar acerca del significado de ser “ciudadano/a culto/a y autónomo/a en la sociedad digital”. Desglosaré los términos en un primer momento y luego comentaré las ideas que me llevo de esta semana de MOOC.

  • Ser ciudadanos y ciudadanas. Con derechos y obligaciones, con identidades, pertenencias y un contexto cultural según el territorio que se vive, la comunidad y la sociedad en la cual se ubica y en donde participamos. El ambiente digital amplía estos terrenos y traslapa lo local, lo meso y lo global. Como dice Manuel Jesús, participante del MOOC, lo digital añade a otro ámbito de responsabilidad y participación a las y los ciudadanos. Desde formas creativas de participación y producción de contenidos, de encuentro con otros, hasta terrenos, términos y servicios de otros países y de compañías distintas. Participación significativa, tejido de comunidad y autocuidado serían tres aspectos que quiero destacar de este ser ciudadanos en la red.
  • Lo “culto” y el aprendizaje en lo formal. Me hace un poco de ruido este adjetivo de “culto”, que nombra esa cultura e instrucción de la persona. La educación formal pretende la formación integral de las personas, desde ciertas perspectivas, y sí, cultivar la comprensión, los afectos… para la vida. ¿Cuál vida? ¿Cuál es ese sentido que representa el ser culto, en cuál tipo de sociedad y con cuáles expectativas? El aprendizaje en lo formal se ve muchas veces constreñido por el currículum. De ahí la creatividad necesaria de estudiantes, profesores y escuelas para ir más allá de un temario, para aprender con sentido, para tejer redes… ya en lo digital, para mezclar aprendizajes en distintos entornos.
  • La autonomía. Como un horizonte, como la trascendencia de los límites de la persona, su desarrollo en una interdependencia positiva y cada vez con menor heteronomía respecto de la autoridad para cumplir las normas. Autonomía vinculada a la colaboración, no la puedo entender de otra manera. Ingredientes que incluyen esa autonomía serían: la criticidad, creatividad, conocimiento de sí, empatía con los otros, reflexividad, capacidad de toma de decisiones y resolución de problemas. Éste es un pensar en voz alta, lo advierto… y ensayar un cuadro para seguirlo contrastando con ustedes, con nuestras realidades…
  • La sociedad digital. Un misterio, un “lugar de lugares”, caleidoscopio de prácticas… ecología, con características de la sociedad de la información, del conocimiento y la sociedad red. Una invención hasta cierto punto abierta, hasta cierto punto cerrada.

¿Quiénes son las y los jóvenes, los adultos y los niños quienes se están formando? ¿Cuál es la historia de vida de cada cual y su relación con lo digital? Me gusta mucho la afirmación de la profesora Vero, “Yo también soy de este siglo” y su interés por descubrir quiénes son los jóvenes, y usar códigos y mundos cercanos para favorecer aprendizajes. En la mañana escuché acerca de la generación “Z”, en un programa de radio. La generación “Z” se integra de los jóvenes, adolescentes y niños que nacieron en los años 2000, que quieren cambiar el mundo, reflejan mayor precoupación y ocupación por involucrarse en actividades de ayuda a otros, por gastar menos… y reclaman mayor independencia de las autoridades y las instituciones para aprender. Ya los millenials tienen ese gusto por andar en las redes digitales, por producir contenido y personalizar su consumo… al parecer hay una tendencia positiva de cambio y conciencia social que esperanza, según los estudios que presentaron en el programa.

Ser ciudadano digital, ¿para qué? Para construir esperanza, para aportar a una mayor equidad de todas y todos, para comprender este mundo complejo…

Ahora sí, lo que rescato del webinar de esta semana:

  • Los afectos y emociones en la red. En la web 2.0 también manifestamos emociones.
  • Repensar el consumo en la red, los discursos, productos, condiciones y la información que generamos y se vuelve material de alguien más.
  • La competencia digital en distintos contextos culturales.
  • Hablar de ciudadanía nos mueve a escapar del contexto escolar, todos somos aprendices y todos somos enseñantes, en potencia. La tribu que educa, dice Londones Ruíz… la escuela desafortunadamente no es la protaginista del debate por la ciudadanía digital… y por habitar este mundo digital.
  • Ideas para nuestro “laboratorio” que soñamos: crear el propio futuro, trabajar de cerca con los estudiantes y que éstos “adopten un docente” para ayudarle a aprender de tecnologías, la forma de retroalimentar, el modelado para acompañar a los profesores, investigación en acción (un móvil para contar el mundo), el desarrollo del pensamiento crítico, la creación de redes, el uso de cuáles recursos para cuáles objetivos… reconocer las resistencias, las posturas tecnofóbicas y otras más optimistas.
  • La importancia de que el docente use los recursos digitales en la vida cotidiana. La percepción de que en los últimos cinco años existe un mayor avance en cuanto a la integración de tecnologías a las prácticas educativas.
  • El cambio pedagógico que es un cambio social.

Y una idea:

  • La cultura pedagógica antes y después de lo digital… La “pedagogía del transmitir” del s.XIX y XX, de la sociedad digital y con la metáfora de la “cultura sólida” frente a la “pedagogía del aprender creando”, de una sociedad del conocimienot, con la metáfora de la cultura líquida, según Manuel Área expone en este video. Claro que habrá traslapes de prácticas y conceptos anteriores; respecto de esto último se mencionan autores como Freire, Dewey, Montessori y otros que abogaban por una agencia importante del sujeto, por su actividad en un contexto para aprender.

Y preguntas:

¿Cuál es la cultura pedagógica, o cuáles estamos participando, viviendo y construyendo? ¿Cuáles culturas?

¿Cuáles son las aperturas o cambios que más valoramos en este tiempo de prácticas en red y por qué?

¿Qué signfiicaría ser un “ciudadano culto y autónomo” en grupos sociales con contextos muy diferentes a los nuestros, por ejemplo, los pueblos nómadas en Mongolia, o bien, ciudadanos organizados en células independientes del estado-nación que los abarca?

Para mí sería irrenunciable la criticidad, creatividad y participación activa en la red, la reflexividad y el disfrute de la vida en su misterio, de este ciudadano/ciudadana digital, en el contexto de complejidad y en ocasiones sinrazón en el que vivimos.

¡Saludos y seguimos!
Vuelvo a retomar este espacio de blog…

Lorelí

#edcmooc | Redefinir “lo humano”

Una mirada futurista, otras más actuales, son las invitaciones de la semana 4 del #edcmooc. Primero, con un acercamiento al posthumanismo crítico. Aprovecho para traer una idea que se vuelve a repetir en el artículo de esta semana: el humanismo con su ideal de lo que significa ser hombre y su componente liberal, ha implicado la negación de otras maneras de ser humano y no ha terminado por conducir a ese ideal de justicia y equidad. El post humanismo crítico es un proceso, un cuestionamiento del proceso del humanismo que no significa negarlo o deshumanizar, sino deconstruirlo y discutir esas incongruencias, omisiones, el control sobre las ideas, el antropocentrismo, las estructuras que reproducen prejuicios e inequiedades y las prácticas. ¡Qué complejo! Dejaré breve la mención porque creo que es necesario dejarla asentar… o divagar. Pero me parece muy pertinente o atinado repensarnos… dice el artículo, que a partir de sabernos una especie con rasgos más allá de lo natural, con herramientas, técnicas y tecnologías y con serios problemas a asumir, por ejemplo, la sustentabilidad y las grandes injusticias… ¿qué somos y quiénes queremos ser? ¿Para qué? ¿Para cuál o cuáles proyectos?

Y es en ese momento que recuerdo a conocidos que luchan por distintas causas, por esas maneras diferentes de habitar una ciudad, por la crítica exploración de la red, por ese viajar por el mundo paso a paso… y leo en estos tiempos un fuerte cuestionamiento al sistema establecido. Un fuerte cambio está fragúandose… “Pasará y encima del hombre y el hambre”…  (Pasará, Jaiver Ruibal). Otra canción podría ser el “Déjate caer” de Café Tacvba o bien esta otra de Ruibal:

“Ven, pon tu mano en el vientre
parturiento de la tierra,
que algo nuevo está naciendo
y es el hombre de este tiempo
que apenas se despereza.”
Al amor“, de Javier Ruibal

Luego viene el transhumanismo, radical y con varios aspectos qué cuestionar, supone que seremos mejores y más humanos si aumentamos nuestras posibilidades con las tecnologías, para escapar a las limitaciones del cuerpo, de la atadura a la tierra, las enfermedades, alcanzar otros desempeños cognitivos. Aquí comparto la declaración. Como contraste me parece interesante el ejercicio. ¿Cuál sería el rol de la educación institucionalizada o no formal en un mundo configurado por el transhumanismo? Cyborgs podrían ser profesores, la información sería procesada de otras maneras, la interacción… sin embargo las cuestiones éticas y la toma de decisiones, las relaciones, seguirían estando presentes… ¿o no?lecturas-en-red-edcmooc

Más allá de estos futuros me quedo con el contraste, “Is Google making us stupid”, artículo acerca de la preocupación por los cambios en las formas de leer, y de conocer, a partir de las prácticas en la Internet. Y aquí estoy, leyendo el artículo y subrayando en Diigo cuando aparece un mensaje comercial aludiendo a estos cambios en internet y si yo y mi red estamos listos… Es una empresa que ofrece servicios de telefonía y conferencias en línea, entre otros sistemas. *Por cierto, que cuando escucho hablar al teléfono de esa compañía, parece un cyborg hablándome del “unity conecction”.

Las preocupaciones expuestas este artículo acerca de perspectivas de la educación me hacen considerar los hábitos que se modifican por las prácticas en red, y recordé la observación de Baricco acerca de este surfeo como estrategia de navegación de los “bárbaros”. El escritor se pregunta por la capacidad de concentración y profundidad, y por la intención de distracción que podría estar ligada a intereses económicos. Por Google, sus aspiraciones y la falsa neutralidad de los algoritmos de búsqueda y de las herramientas. Sin embargo, me parece que se asoma un dejo de darle autonomía a las tecnologías y un determinismo que nos llevará inevitablemente a dejar nuestra mente y cognición a la red internet. Recordemos que hay prácticas sociales que atraviesan estos medios, que vale la pena experimentar hacia concretar la inteligencia colectiva y procesos distribuidos de participación, que me sorprenden las formas de organización en red que pueden hacer frente a los poderes establecidos (como recientemente ha sucedido en mi país, ante la tragedia de la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, las protestas y la interacción de la calle a la red y viceversa, los memes, el tejido de la red en Twitter, la red social humana para cuidarnos, para exigir…).

También preguntar, ¿cómo es que Google podría llegar a saber cómo estamos significando o construyendo conocimiento a partir de nuestras búsquedas? ¿Sería posible imitar o crear inteligencia artificial para la creación artística? ¿Qué nos define, como humanos? El misterio vuelve a aparecerme, la tragedia y la comedia diría un amigo en red… la capacidad de disfrutar, de reconocernos, de crear vínculos, de conocer nuestro mundo… Y la pregunta por esas transformaciones en términos de la cognición, de los espacios de encuentro intersubjetivo, de expresión y entendimiento que estamos presenciando, que presenciaremos y que como partícipes de la educación tenemos la responsabilidad de reflexionar acerca de…

Quedan más preguntas abiertas y una sensación de nube alrededor… al repasar este tema.

Invitados e invitadas a comentar… Teacher bot, tú también.

#edcmooc | Afirmar lo “humano”

La conversación que nos han propuesto a propósito de las culturas digitales y el aprendizaje en red ha llegado a un momento clave: considerar con cuidado los supuestos acerca del “ser humano”, de la humanidad, presentes en los discursos y prácticas alrededor de los fenómenos y prácticas mediadas por tecnologías e internet.

La provocación inicial: los videos

Los shortfilms que nos presentan, aluden a utopías y distopías y a transformaciones de la experiencia humana y por lo tanto el “buen vivir”:

  • Toyota. Juega con esta inmersión y control tecnológico… la necesidad de liberación y de experimentar esa vida de riesgo. La distopía de un mundo tecnologizado y limitante de la libertad humana.
  • Heart to heart. Refleja la cotidianidad de la comunicación mediada a través de pantallas e invita a un acercamiento cara a cara. Interpreto un dejo de “dificultad” en esta comunicación, por las expresiones de sus rostros.
  • La capacidad de creación y este difuminar la realidad y tipos de presencia aparece en el tercer video, mientras que una vuelta al concreto, a la materia y cuerpo que somos, se muestra en el extrañísimo cuarto corto.

La capacidad de sentir, la incapacidad de crear significado o una comunicación profunda con las y los otros, la seguridad a costa de la libertad de experimentar, el olvido de la materia prima y el cuerpo, se reflejan en estos cortos. Pero antes, una pregunta de fondo…

¿Qué significa “ser humanos”?

¿Hay “un” sentido único? ¿Quiénes lo construyen -construímos- y cómo? Algo muy valioso que aprendí en la carrera es que la educación es un acto político y que detrás de cada proyecto educativo hay supuestos acerca de la humanidad y un proyecto de sociedad.

La charla Tedx del Dr. Fuller es audaz al cuestionar las bases de esos conceptos de “humanidad”. Un humanismo permeado de una visión occidental y religiosa, perspectivas institucionalizadas desde el ámbito político o bien educativo… Apuestas y discursos explicitan que queremos ser mejores personas, mejores seres humanos al servicio de otros y otras. ¿Cuáles mediaciones nos hacen ser “más humanos”? ¿Cómo algunas de estas mediaciones o ambientes son contradictorios a ese anhelo? ¿Y qué con los problemas que seguimos enfrentando? ¿Falló el proyecto de humanismo? Más bien me parece que sigue en curso afrontando desafíos del antes, del presente que a veces desborda… y es que resulta compleja esta vida con las distintas realidades, valoraciones, construcciones morales y cuestiones estructurales, aunadas a decisiones personales, grupales y colectivas, al bien y al mal presente en cada uno de nosotros. El Dr. Fuller apunta a un reconocimiento de las bases de ese proyecto humanista desde una perspectiva crítica, en lugar de desecharlas y creer que esto minimizará o permitirá encontrar atajos a los grandes problemas que enfrentamos… y estoy de acuerdo.

¿Pero qué es ser humano y cómo estamos actualizando las nociones asociadas a esta afirmación en el hoy y con miras a un futuro? ¿Cómo la participación en red nos permite actualizar y construir significados alrededor de los grandes -y pequeños- problemas que compartimos? ¿Será que podemos ahora, más que nunca antes, “tejernos humanidad”?

Perspectivas educativas, aprendizaje en línea y esa búsqueda de lo “humano” como la ilusión de lo no mediado o la experiencia primera

Uno de los textos enfatiza el diseño de espacios en la plataforma Moodle como centrados en la presencia del profesor y los estudiantes, a través de facilidades para compartir videos y audios. Aunque estoy de acuerdo en que este tipo de recursos pueden contribuir a un ambiente más familiar o de cercanía, no me parece que en sí mismos aseguren una participación y “enganche” con el curso. El artículo se centra en la reducción de señales como el principal problema de los cursos en línea, de la alta deserción que presentan. Yo también he experimentado ese alivio de saber que puedo dialogar con mi asesora, o con mis compañeros… no sólo mediante texto, en cursos en la modalidad en línea; sin embargo, creo que los elementos decisivos han sido ese tejido de interacciones alrededor del sentido de la asignatura y lo que aprenderemos… Y si quiero pasar esto a los MOOCs, la afirmación del artículo acerca de la centralidad de la relación profesor-estudiante no se sostiene, porque, al menos en este EDCMOOC el ambiente de creación y flujo de información e interacción predominan.

Me llevo la pregunta por las múltiples maneras de hacerse presentes en cursos en modalidad a distancia, en distintas plataformas y con posibles diferentes propósitos.

Ahora, otro de los textos producidos en 2004 hace una crítica  a la fe depositada en la introducción de herramientas tecnológicas a las escuelas y a la afirmación respecto de la relevancia del aprendizaje del manejo de estos medios por parte de los niños  y jóvenes. Remarca el papel importantísimo de las experiencias previas en el mundo “real”, la disposición ética para pensar acerca de estas herramientas y no sólo con ellas, para tomar decisiones respecto del impacto de tales o cuales usos, de los valores implícitos en esos ambientes… y de la confusión del aprendizaje con la transmisión, acumulación o circulación de información.

En el contexto actual, faltaría matizar acerca de la relevancia de las conversaciones en línea y de la multiplicidad de efectos que puede tener encontrar a un anónimo o desconocido que apoya tal o cual causa, por ejemplo. También de la veracidad de las experiencias compartidas en red y el contacto con otras realidades a través de los contenidos en línea. Así también, su planteamiento me parece actual en términos de preguntarnos qué tanto somos conscientes de las implicaciones de este espacio en red, del control, vigilancia, alcances… Esos matices, nos ayudarían a escapar a contraposiciones frente a lo real o no, los valores y la simulación, los condicionantes y la posibilidad de crear…

Finalmente

Y… sabemos que algo nuevo está emergiendo, que nos estamos reconociendo de otras maneras, en el espacio privado y personal, en la socialidad con otros, en los espacios de aprendizaje, en las formas de organización social… Y sabemos que esta realidad no es para todos y todas… que está atravesada por lógicas de poder y socioeconómicas… y por la esperanza.

¿Qué vendrá en la semana 4, acerca del transhumanismo?

Lo que sí, seguimos siendo un misterio, con un tiempo finito, con otras y otros semejantes y con desafíos por enfrentar.

 

#edcmooc | Mirar al futuro

En la semana 2 del #EDCMOOC nos propusieron considerar las metáforas como elemento de análisis de prácticas, discursos y sentimientos respecto de la red, las herramientas y nuestras actividades mediadas por estos artefactos.

¿Qué ideas respecto al futuro imagino, si considero este fenómeno creciente de apropiación tecnológica?Van algunas ideas:

  • Más personas cada vez más interconectadas: con más dispositivos al alcance y conexión a internet. Más habilidades digitales y prácticas de participación, creación y red.
  • Aparecerán más espacios personales, grupales y “medios independientes” que crean y/o difunden información, fomentan conversaciones…
  • Más y mejor oferta de educación en línea. Currículums más flexibles, donde se puede optar por tal o cual experiencia educativa a distancia, ya sea en formato de cursos o en otros formatos (quizás más atractivos, una red de investigadores, o de grupos con mismos ejes temáticos).
  • Escuelas con otro tipo de aulas.
  • Más oportunidades abiertas para aprender sin necesidad del aval de un sistema.
  • Más recursos abiertos disponibles, ese conocimiento de muchos abierto, y con otros y otras que enlazan esos contenidos y muestran rutas posibles para aprender.
  • El internet de las cosas en una lucha por estar más presente en el cotidiano, por otro lado tendríamos el consumismo y riesgo de control de estos nuevos sistemas. Registros al alcance, ¿de quién? ¿Para qué?

Si bien no aparecen elementos de total sorpresa, sí se revelan deseos relacionados con utopías (oportunidades de aprendizaje para todas y todos, mayor creatividad, transformación de la educación formal) y distopías (consumismo, tecnificación per se…). Sé que hay múltiples voces en estas ideas, producto de la reflexión que hemos compartido en la universidad donde colaboro.

Me pareció muy interesante recuperar esta dimensión de metáfora por el imaginario y la significación que trae consigo, además de la vista al futuro y la pregunta por el futuro que nosotros estamos creando. Internet, ¿salvación o destrucción? Es una lectura que ayuda a identificar en discursos periodísticos lo que se asume respecto de internet… para notar los riesgos de perspectivas deterministas o de falsa neutralidad al trabajar con estos temas.

Es indudable que trabajamos también desde resistencias e imaginarios, donde se cuelan ideas del futuro que viene para nosotros, para todas y todos. Gracias al video compartido esta semana, resalto la posibilidad de revolución social con los canales para una comunicación más horizontal, así como las preocupaciones por lo que esto traerá para nuestra mente (control, mejoría o estupidez) y para la vida cotidiana (registro y  privacidad) o política (registro para control de la mente y el cuerpo, inteligencia artificial que invade… Como dice Newits, “no podemos detener la señal” parafraseando una película de ciencia ficción… pero sí podemos reflexionar y ser críticos respecto a este “habitar la red”.

MOOCs, ¿oportunidad para el aprendizaje a lo largo de la vida y para la educación superior?

En el texto titulado “Massivness + Opennes = New Literacies of Participation”, Bonnie Stewart repasa un estudio realizado sobre el modelo conectivista de MOOCs y apunta varias afirmaciones muy interesantes, en términos de considerar su aporte para repensar el aprendizaje:

  • Las nuevas “habilidades digitales” (digital literacies) como esas destrezas puestas en juego en ambientes cuyo ethos se basa en la participación, colaboración y actividad distribuida (Lankshear & Knobel, 2007, en Stewart, 2013, p. 2). Por varias razones, apunta la experiencia de los MOOCs como un “caballo de troya” que puede llevar a las personas a experimentar un ambiente rico en oportunidades para una participación comprometida y entusiasta, a través de diferentes prácticas, donde un buen número de personas puede encontrarse, la experiencia está distribuida y son válidos los distintos roles que se asumen, además de que se fomenta la inclusión (ver cita anterior).
  • Hay distintos tipos de MOOCs. Todos tienen supuestos pedagógicos y conceptuales del aprendizaje, lo masivo y abierto. El contenido y la entrega de información puede ser el centro, o bien el aprendizaje como un proceso y el centro en la comunicación. Pareciera que el lente va poniendo énfasis en la participación, en la generación de nuevo conocimiento, más que en la “eficacia” y eficiencia de los MOOCs en términos tradicionales (ingreso, egreso, productos finales…).
  • Los MOOC, según el texto, son un “caballo de troya” que ofrece a las personas y a las instituciones que organizan la posibilidad de experimentar elementos del ambiente en red que pueden ayudar a desarrollar en las personas capacidades y competencias digitales, cuestionar supuestos del entorno formal (acceso, pago, número de estudiantes, roles de estudiante y profesor, evaluación y seguimiento, por qué se inscriben, la experiencia que toma cada estudiante), y, en el largo plazo, cambiar el concepto sociocultural de práctica digital. “Un ecosistema para desarrollar prácticas digitales”.

Otras de las frases me invitaron a considerar oportunidades para aprender a aprender en la red. Por ejemplo, considerar que hay un nivel de habilidades para participar en red, más concretas y específicas en el uso de herramientas, pero que la participación en escenarios como los MOOCs demandan éstas y otras habilidades más complejas, para participar, colaborar, sumo el seguir, crear significado en esta telaraña de dispersión y diversidad, de múltiples voces… Entonces, ¿qué tanto proponemos y experimento una situación contextualizada para desarrollar esas otras competencias digitales? ¿Qué procesos y prácticas podríamos proponer experimentar, en la universidad, con un sentido construido con otras y otros en la universidad? Participación y diálogo más que transmisión de información, imaginar posibilidades y probar más que querer dominar el medio.

Si bien la lectura habló de los MOOCs y se conectó con lo que he vivido en estos cursos (como exponerme a una “lluvia” de ideas de tweets, por ejemplo, o encontrar múltiples voces que ponen letra a mis pensamientos, a otros, que varían y trazan rutas distintas de las cuales aprendo), pensé en la experiencia en el curso de asignatura que doy, en las asesorías, en mi práctica cotidiana. En los pasos que vamos dando, en las capacidades a desarrollar en mí y en las y los participantes… en que no basta generar esa información de blogs sino el tejido, la participación comprometida y auténtica, para genera sentido y significado a partir de esa “abundancia” de voces en la red.

Volviendo a las metáforas, éste artículo me parece que se ubica en esta experiencia como una esperanza de transformación, una estrategia tácita, que, sin pretenderlo de todo, afectará el panorama de las prácticas digitales y de construcción de conocimiento, de materializar y vehicular la manifestación de la inteligencia colectiva. En este sentido, es una utopía y una imagen de salvación, de posible descubrimiento de otras maneras, otros mundos del aprendizaje o del aprendizaje en un mundo interconectado.

Por último, mi metáfora del aprendizaje en red sería un caleidoscopio, que cambia según el movimiento y la mirada de quien participa… de mil y un colores, en mil y un configuraciones posibles.

#edcmooc | Recomienza(o) la aventura de participar

A principios de este mes de noviembre, dio inicio la tercera “emisión” del MOOC: “E-learning and Digital Cultures”, de la Universidad de Edinburgo (aquí encontrarán una entrada con datos del MOOC en su tercera ronda). Estoy en la vuelta a participar y estaré compartiendo aquí las reflexiones como un registro, como un proceso… de huella acerca de este curso que me parece especialmente potente por la perspectiva analítica propuesta, acerca de las culturas digitales, el aprendizaje y la educación: pasado, presente y futuro, visiones utópicas y distópicas, miedos y metáforas… y más pistas que estaremos siguiendo.

Esta es mi reseña-reflexión de la actividad de la primera semana.

“Mirando al pasado” | Semana 1 #edcmooc

Al revisitar la lectura de Daniel Chandler, acerca del Determinismo Tecnológico, encuentro un denso entramado de antecedentes históricos y corrientes que han abordado la relación tecnología (en general) y desarrollo social. Argumentos a favor y en contra de varias afirmaciones. En el marco del #EDCMOOC y con la provocación de las utopías y distopías relacionadas con las ciberculturas y la educación en red, el artículo retoma la pregunta por el papel e incidencia en complejidad de las interacciones en la red internet, de los sistemas en sí, y la mediación de herramientas tecnológicas de comunicación e información.

Ante la pregunta de ecos presentes en actuales debates o experiencias educativas, puedo compartir lo siguiente:

  • El determinismo tecnológico atribuye a la tecnología de comunicación el primer motor o causa que provoca cambios en el patrón de organización social de las instituciones, grupos o personas. Esta tendencia puede verse reflejada en una frase muy general, como: “las tecnologías” han venido a transformar la educación y la manera de aprender. No niego los cambios y nuevas aperturas pero sí me pregunto por la complejidad de esto y por los procesos de apropiación y significación para que se concreten en cambios.
  • Cuando animamos a profesoras y profesores a explorar posibilidades, confío en que las interacciones en red aportan posibilidades o potencian elementos para la colaboración, la expresión, creación de contenidos, la construcción de conocimiento. Cada herramienta tiene sus affordances y características. Sin embargo, aquí veo un eco al “soft” determinismo tecnológico: “Weak(or softtechnological determinism, more widely accepted by scholars, claims that the presence of a particular communication technology is an  enabling or facilitating factor leading to potential opportunities which may or  may not be taken up in particular societies or periods (or that its absence is a  constraint) (Finnegan 1988, p. 38)”. Lo que creo que nos resguarda es esa tónica de “experimentación”, de proponer, repensar la pedagogía y probar…
  • Elementos como la supuesta neutralidad de los medios y la dimensión pública y privada de la participación e información, están en las preocupaciones de los profesores. La tensión entre la utopía de la democratización y horizontalidad, libertad en la red y la vigilancia, control y huella digital en el otro extremo de la distopía.
  • De una conversación en el foro de la primera semana rescato la reflexión de Theresa Calvini, una profesora acerca de la reificación de las ciencias con propósito de su enseñanza, esos edificios parecidos al film Thursday, desde donde observar y cuantificar la realidad. Ella dice:

“I see technology as being able to spark an element of ‘newness’ to students’ experience with the class, with their research and with their writing. For me, to imagine this possibility is the challenge.”

  • Un animismo o autonomía tecnológica, cuando decimos: “los demonios de las tecnologías”, o bien como el ejemplo, que fallan justo cuando más les necesitamos.
  • Escucho en las y los profesores esa posibilidad de igualar la participación, de abrir otros canales para la comunicación, y que suceden cuesitones distintas al aula. Estoy de acuerdo con Reinghold acerca de la interacción en red como otra línea de la vida, una que, como se discutió en el foro, no pone los prejuicios que generalmente usamos al entablar una relación face to face. Eso no significa que de hecho sea más auténtica
  • Sí, la utopía que nos ayudará a aprender de mejor manera, a organizarnos, a compartir acerca de nuestros temas de interés y modelarnos en esta inteligencia colectiva. Con una visión ética… que nos ayude a construir un mundo mejor, desde la diversidad, la apertura y el compromiso. Desde la imbricación entre la red internet y la vida ordinaria en la calle, en la familia, en el grupo, en clases, en todos lugares…
  • Lo que ha cambiado: multiplicidad de flujos de información, más personas produciendo, una importante presencia de interacción a través de plataformas de red social, la movilidad y conexión… Otras formas de representarnos…. https://www.facebook.com/video.php?v=10152918075214363&set=vb.89978919362&type=2&theater A propósito aquí está este video, Art Futura y la “Promesa digital”.

Comienza de nuevo este viaje por el propio pensamiento y el de otros y otras…

Reflexión ¿final? #TRAL Nivel 6

¿Hacia dónde apunta la experiencia de #TRAL? Algo les compartiré en esta entrada, de nuevo a manera de boceto, pues las preguntas, los faltantes, los aprendizajes irán surgiendo.

Como Daniel, mi compañero… aviso que es una entrada larga, pero encontrarán recursos para resumirla o leerla en síntesis. 🙂 Son seis puntos…

I. Para llevar a la práctica

La vivencia sobre todo, de cara a la asesoría de profesoras y profesores. Experiencias que me ayudan a ser empática fueron: sentir la imposibilidad de abarcar todo lo que se genera en la red del TRAL, disfrutar del encuentro azaroso o aquel intencionado con alguno o alguna de ustedes en sus casas blog, en el Twitter. Saber que había una casa también de todos, la comunidad de G+ aunque en esa no me animé tanto a compartir mis entradas de blog.

Crear sentido con posibilidades más allá de las cercanas en lo local, es decir, en este entorno presencial. Descubro que los programas o el currículum no puede crear sentido por uno mismo, facilitan o dificultan situaciones hacia la creación de sentido. Las situaciones de aprendizaje y espacios para la participación y socialización tienen esa valiosa riqueza de dar oportunidades para generar sentido, si los comparo con propuestas más rígidas o centradas en la evaluación.

Y es que enfrento, como educóloga, como profesora, la paradoja y tensión constante de acompañar en el proceso de aprendizaje, de optar por tales o cuales caminos, y al mismo tiempo estar frente al misterio (y darle su cabida). El misterio del alma, de los procesos, de mí misma frente a esas personas que quieren aprender, ¿quieren? ¿Aprender para qué? ¿Aprender qué y cómo? Creo que es algo que compartimos y reconozco la magia de grandes maestros para dar paso a la creación. Un profesor de la licenciatura nos decía que si los y las estudiantes estaban alegres, esa era una buena señal. No quiero que esto se interprete como si no valiera el esfuerzo de aprender, el enfrentar los conflictos, las dificultades… sino que la valoración sea más alegre, esperanzadora por ser valorada por… ¿por quién? Por la persona misma, por los compañeros de viaje, por el profesor.

Es una fortuna y alegría compartir con ustedes esta aventura. Ese resonar con las palabras sobre el marco más amplio del APA (idea que queda pendiente a explorar) como nos compartía Arnaldo, o tratar esta experiencia como un relato, una narrativa que nos coloca como héroes en nuestra historia (como Natacha). O los revoltosos, como una forma de sumarnos en red, de mirar la experiencia

II. Las preguntas pendientes, ¿qué me sucedió en esta experiencia?

Les comparto este material (un intento de infográfico, me gustó mucho hacerlo y Piktochart, la herramienta está sencilla) que reúne, de manera sintética algunos de los puntos que les comparto más abajo:

Sobre el APA

  • Representar el APA me ofreció una radiografía, que sumada a la red profesional, hizo más evidente el cómo aprendo con la red internet y el estar inmersa en una red de relaciones. Como confesamos en algún momento, ahora esta dimensión de la vida humana (del tejido social, ¿será que también del natural?) es un lente para mirar lo que me y nos sucede.
  • Noto que a partir de la experiencia, mi APA tiene más claro el blog como espacio para compartir reflexiones y encontrar a otros. Ustedes, TRAL están más presentes y también varios espacios con mayor sentido: Twitter, G+, más herramientas de creación y publicación (y lo mejor, un poco más de experiencia).
  • ¡Espero continuar el hilo! Y escribir sobre varios temas, como les había compartido.

Las dificultades que enfrenté

  • Querer escribir ideas muy acabadas en el blog… lo cual me frenaba. Sólo cuando me animé a asumir el proceso personal y en borrador de la escritura, fluyeron las ideas y por sus comentarios descubrí el gusto, la coincidencia, o preguntas que generaban.
  • La falta de tiempo para involucrarme más, que luego cuando me “sumergía” se convertía en un gozo encontrarlos y leerles… en pestañas abiertas en el navegador esperando a ser leídas, en comentarios lanzados al aire.

Aspectos valiosos e ideas poderosas (que me gustaron mucho)

  • El descubrir a mis compañeros y compañeras, cercanos y lejanos.
  • La pregunta por todas y todos, por cómo vamos con la experiencia. Por aquello que no alcancé a ver en la red.
  • La pista mágica de encontrarnos con los márgenes… Reconocer los límites, salir pasos más allá… no quedarnos encerrados. Me va quedando claro que el acceso a la información que tengo y mis ánimos para producir tienen la influencia o cierto sello de las personas que tengo a lado. ¿Hacia dónde quiero caminar?
  • La mirada acerca del tipo de redes que se propician en las clases, en particular en la clase de licenciatura. Propiciar otros espacios, productos y procesos sobre recuperar la vivencia y significados de ser universitario. Ciclos recursivos, con reflexión sobre los aprendizajes, productos variados y con sentido para las estudiantes, reflexiones abiertas. Potenciar la conexión con otros, en la Universidad, estudiantes, profesores y los “bancos de conocimiento” con familia y localidades.
  • Las formas de convocar, la libertad para escribir, proponer.

En mi historia de aprendizaje he admirado siempre la figura del profesor. Creo que, como dice Diego Leal, este movernos a la web 2.0 coloca en otro lugar al aprendiz. Me coloca en otro lugar, en dejar de esperar la aprobación del profesor o profesora, crear, reflexionar y compartir con los compañeros del camino.

III. Lecciones…

    • Dejar rastro, crear con creatividad y aprovechando los recursos de la red. Agradezco a tantos de ustedes por ser ejemplos de dejar rastro y reflexión de las sincrónicas.
    • Las sesiones sincrónicas daban vida a la conversación, a juntos compartir, visibilizar y aprender de las ideas de otros y otras que “por arte de magia” aparecían en la pizarra. Sergio Gutman recupera en su blog excelentes síntesis de las sesiones.
    • Animarme a escribir en calidad de proceso y a ser lo más sintética posible (íjole, esta entrada quedó larga… el que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse).
    • Continuar participando al margen de si iba o no al día en los niveles. Ir más allá de la entrega… de la movilización por el logro…
    • Leer a mis compañeros y compañeras con detenimiento.
    • Los videos TED compartidos… 🙂 Fuente de cuestioanmientos e invitación.
    • Los videos y planteamientos que Diego Leal nos compartió, fuente de reflexiones…
    • La variedad que aportaron las y los participantes, cuyos nombres no incluyo para no olvidar injustamente a alguno o alguna. El compromiso y calidad de los líderes de países y universidades.
    • Los revoltosos, como iniciativa para seguir… invitación a la autonomía:

IV.  Retos

  • Escribir más sobre mis temas de interés, sobre lo que observo a diario.
  • Construir e hilar sobre esto en los grupos de la red profesional. Siguiente ciclo de la Gestión del Conocimiento.
  • Encontrar a otros y otras de quienes aprender y enredarme sobre Gestión del Conocimiento.
  • Recuperar notas Congreso en Chile y continuar comunicación. Fortalecer lazos y formas de aprovechar encuentros.
  • La música, la poesía, ¿qué más a compartir? ¿Qué otros temas de interés y formas de comunicar me aparecen?
  • Aprender a hacer videos… ¿para qué y para quiénes? (Algo ya adelanté en esta entrada… al final lo encontrarán)…

V. Cosas que sucedieron en lo presencial

  • Conocer a Diego Leal en el Ágora , unir lazos durante el evento con Argentina gracias a la iniciativa de @fmorfin.
  • Comprender un poco más nuestra misión, con las y los profesores, como docentes. Desde la apertura, la diversidad, las trayectorias de aprendizaje.
  • Ideas renovadas para pensar mi asignatura en línea y para propuestas de formación de docentes.
  • Gusto compartido por la experiencia y por continuar explorando. Reconocimiento de limitantes personales y grupales.
  • Animarme a pintar… con pinturas y todo, después de mucho tiempo.

Y finalmente, el deseo de seguir en contacto…  El reto de ser creativos, de sumarse a la red, vorágine, detenerse a saborear… inicia un nuevo camino.

VI. Un regalo…

Al buscar otras formas distintas al texto para compartir, recordé las nubes de palabras que tanto me gustan y probé con mis entradas de blog. ¿Qué palabras resaltarían más y qué significados podría descubrir en esta búsqueda? Resultó esta imagen:

 

Luego combiné la herramienta Wordle para crear nubes de palabras y Screenr para generar videos… ¡y les comparto este videito! ¿Qué frases sumarían ustedes? ¿Cómo podría ser su nube de palabras?

Estoy muy contenta. Y sobre todo AGRADECIDA con ustedes y con la oportunidad.

¡Muchas gracias compañeros, compañeras y nos seguimos encontrando!

¡Disfruté aprender de y con ustedes!

En fase de diagnóstico, red profesional | Nivel 4 #TRAL

Querido casa-blog diario:

Voy un poco atrasada en ritmo con los desafíos de #TRAL aunque voy disfrutando también del camino, de las charlas en Twitter, de leer y comentar blogs y asomarme más a la rica comunidad en G+.

Red profesional, fotografía-representación de Mayo 2013

Red profesional

Comparto aquí con compañeros y compañeras de esta aventura lo que medito a partir de representar la red profesional, con las preguntas y camino que se nos propuso:

  • La ubicación que elegí, para mí misma, el centro. Me permitía visibilizar los distintos grupos y personas con las que comparto proyectos, actividades, sueños, tareas… en el ITESO. Sin embargo y como el video TED de este nivel lo resaltaba, en ese dinamismo de las redes y de la naturaleza de las interacciones en cada grupo ocupo lugares distintos, a veces más activa, otras más silenciosa… Lo que me recuerda a Wenger y los distintos niveles y tipos de participación en las comunidades de práctica y el camino por aprender. Me pregunto cómo el APA me puede ayudar a dar pasos hacia una participación con mayor sentido para mí y para otros/otras.
  • La concentración de lazos más fuertes… en este APA profesional remarqué con rojo las interacciones más frecuentes, en azul y naranja las frecuentes. Usé dos colores para este nivel de interacción y caí en la cuenta del por qué, el azul refleja esa comunicación dentro del Equipo Asesoría en Red que comparto con las y los compañeros,  por la historia de aprendizajes y lo que compartimos. La frecuencia tiene que ver con los proyectos, esa historia de aprendizajes, las tareas y retos complejos que nos piden aportar unos a otros y aprender, por la autoridad también. Hacemos equipos y estrechamos los lazos.
  • Los lazos discontinuos o menos frecuentes… tienen que ver con periodos, tiempos, encargos, tareas que llegan a un fin. Se arman “comunidades de aprendizajes” en dos casos, con el grupo de estudiantes (ahí vamos en ese camino, a veces atinado, otras no) y con el grupo de estudiantes de la maestría. ¡Ojalá pudiéramos darle más continuidad a estos espacios! Y ya veremos con nosotros, TRAL. De pronto descubro que me gusta tanto que quisiera que no se acabara.
  • Las herramientas tecnológicas y los espacios en la red. Descubro que, con los grupos-personas con los que más interactuo, me ayuda a mantenerme al tanto, dejar bancos o repositorios comunes, dejar una evidencia de los acuerdos, los espacios en la red. Me ayuda a sentirme más cerca, a “conectarme” o retomar ciertas ideas compartidas en cierto momento presencial… le da más vida. Aunque también puede resultar caótico y extenuante el querer que “todo” esté en la red, (¿cuánta de nuestra memoria o qué de ella no puede registrar la red? ¿Lo emocional, sentimental, sensaciones que también se imprimen en los recuerdos?). Y cuando el momento de encuentro pasa, ahí están esos otros canales… activos o pasivos son un punto para retomar y coincidir. Considero que ha sido muy congruente el probar las herramientas para conocer, sí su funcionamiento pero más importante aún sus implicaciones para la interacción.

¿Por qué es así mi red? Mucho tiene que ver los grupos a los que pertenezco en parte por encargo de la institución pero en gran parte por el sentido que compartimos, por el sueño y los anhelos detrás, por la historia de aprendizajes, por el deseo de aprender y compartir. ¿Cómo podría ser así y aportar y ser más saludable o distribuida? ¿Qué otras características tiene una red ‘saludable’? A veces puede ser caótico, o tiene el reto de ser responsable y cuidadosa… Ojo, ¿el centro la tarea o los proyectos a más largo plazo?

¿Podría ser diferente? Sí… Me gustaría fortalecer el lazo hacia la asignatura que diseñaremos para Otoño, que permanecieran los grupos de profesores y reforzar ese lazo a través de nuestra oferta de atención, de aprendizaje, hacia la innovación… y retomar amistades que atravesaron momentos de mi vida institucional.

Bueno compañeros y compañeras, antes de seguir con el diagnóstico laboral-relacional-afectivo jiji, les dejo, para compartir mis reflexiones de este nivel en otra entrada, después de leerles en sus blogs.

¡Ahi voy con el esfuerzo de ponerme al día!

Agradezco a mi compañera Patty que me ayudó a visualizar mejor en qué consistía este ejercicio y ver mi mapa desde su propuesta.

Creatividad, tema emergente #TRAL

Nivel 2 #TRAL

“Conjunto de ideas que siempre estuvieron ahí… ambiente caótico…
propiciaba la conjunción de ideas donde las personas
estaban predispuestas a confluencias nuevas, interesantes e impredecibles;
personas de distintas procedencias…”

Steve Johnson, “¿De dónde provienen las buenas ideas?”, video TED

La creatividad, ¿llega por arte de magia? ¿Es una inspiración repentina? ¿Detrás hay trabajo, pensamientos, conversaciones? Este video aborda preguntas sobre esa ‘caja negra’ que suele ser la creatividad y la generación de ideas. Alguna vez una profesora nos alertaba sobre pedir, sin más aclaración, trabajos “creativos” a los estudiantes: podría ser una palabra que asuste, o ponga el prejuicio de algo ‘distinto’ y forzado, algo que simule ser diferente. Más sí vale la pena hablar de creatividad, ingenio, pasión y dedicación hacia la mejora, la diversidad, en camino de múltiples intentos (en los que se tiene la esperanza de aprender de ellos). También creatividad me refiere a algo que emociona y compromete, a la mejor versión de nosotros/as mismos (como el video compartido la semana pasada). Un serio cuestionamiento al sistema educativo tradicional se plantea a partir del pensar en red y de la creatividad, como este video TED con Sir Ken Robinson, comparte.

Del video sobre las buenas y creativas ideas me quedo con:

  • Aprovechar los distintos espacios por sus posibilidades para crear en conjunto, para crear un espacio así caótico, que invita a participar, a colocar aportes.
  • Crear el ambiente y cultivar corazonadas, conectarse con las y los demás son elementos que me parece están presentes de manera tácita en el proceso de aprendizaje en red. Además guardan sintonía con estrategias planteadas por la Gestión del Conocimiento: la socialización y conversación (Nonaka & Takeuchi, 1998), el proceso creativo del grupo que conversa, que se conecta con otros (conocimiento externo), que almacena la información y datos en un espacio accesible para la organización (gestión de la información). Con Wenger puedo arriesgar que, para las comunidades de práctica y su historia de aprendizajes compartidos, la estructura de red y los espacios para interactuar en la red internet son esperanzadores al albergar posibilidades nuevas, fluidas… el tiempo líquido.

Otros ingredientes de la creatividad serían el pensamiento divergente, una invención reflexiva, el conocimiento tácito, la mirada que conecta y reúne eventos de nuestra historia, gustos… en un caleidoscopio. Creatividad – tecnología – aprendizaje – escuela – ambientes informales y no formales- mi práctica docente… buen punto transversal para reflexionar en esta aventura del APA y en mi labor de acompañamiento a profesoras y profesores y de trabajo en equipo.

Por último les dejo este insumo que ofrece reflexiones pertinentes sobre la escuela, los contenidos, lo que vale la pena intencionar en los escenarios de aprendizaje formales… http://cultura.elpais.com/cultura/2013/03/26/actualidad/1364312572_805278.html