#edcmooc | Afirmar lo “humano”

La conversación que nos han propuesto a propósito de las culturas digitales y el aprendizaje en red ha llegado a un momento clave: considerar con cuidado los supuestos acerca del “ser humano”, de la humanidad, presentes en los discursos y prácticas alrededor de los fenómenos y prácticas mediadas por tecnologías e internet.

La provocación inicial: los videos

Los shortfilms que nos presentan, aluden a utopías y distopías y a transformaciones de la experiencia humana y por lo tanto el “buen vivir”:

  • Toyota. Juega con esta inmersión y control tecnológico… la necesidad de liberación y de experimentar esa vida de riesgo. La distopía de un mundo tecnologizado y limitante de la libertad humana.
  • Heart to heart. Refleja la cotidianidad de la comunicación mediada a través de pantallas e invita a un acercamiento cara a cara. Interpreto un dejo de “dificultad” en esta comunicación, por las expresiones de sus rostros.
  • La capacidad de creación y este difuminar la realidad y tipos de presencia aparece en el tercer video, mientras que una vuelta al concreto, a la materia y cuerpo que somos, se muestra en el extrañísimo cuarto corto.

La capacidad de sentir, la incapacidad de crear significado o una comunicación profunda con las y los otros, la seguridad a costa de la libertad de experimentar, el olvido de la materia prima y el cuerpo, se reflejan en estos cortos. Pero antes, una pregunta de fondo…

¿Qué significa “ser humanos”?

¿Hay “un” sentido único? ¿Quiénes lo construyen -construímos- y cómo? Algo muy valioso que aprendí en la carrera es que la educación es un acto político y que detrás de cada proyecto educativo hay supuestos acerca de la humanidad y un proyecto de sociedad.

La charla Tedx del Dr. Fuller es audaz al cuestionar las bases de esos conceptos de “humanidad”. Un humanismo permeado de una visión occidental y religiosa, perspectivas institucionalizadas desde el ámbito político o bien educativo… Apuestas y discursos explicitan que queremos ser mejores personas, mejores seres humanos al servicio de otros y otras. ¿Cuáles mediaciones nos hacen ser “más humanos”? ¿Cómo algunas de estas mediaciones o ambientes son contradictorios a ese anhelo? ¿Y qué con los problemas que seguimos enfrentando? ¿Falló el proyecto de humanismo? Más bien me parece que sigue en curso afrontando desafíos del antes, del presente que a veces desborda… y es que resulta compleja esta vida con las distintas realidades, valoraciones, construcciones morales y cuestiones estructurales, aunadas a decisiones personales, grupales y colectivas, al bien y al mal presente en cada uno de nosotros. El Dr. Fuller apunta a un reconocimiento de las bases de ese proyecto humanista desde una perspectiva crítica, en lugar de desecharlas y creer que esto minimizará o permitirá encontrar atajos a los grandes problemas que enfrentamos… y estoy de acuerdo.

¿Pero qué es ser humano y cómo estamos actualizando las nociones asociadas a esta afirmación en el hoy y con miras a un futuro? ¿Cómo la participación en red nos permite actualizar y construir significados alrededor de los grandes -y pequeños- problemas que compartimos? ¿Será que podemos ahora, más que nunca antes, “tejernos humanidad”?

Perspectivas educativas, aprendizaje en línea y esa búsqueda de lo “humano” como la ilusión de lo no mediado o la experiencia primera

Uno de los textos enfatiza el diseño de espacios en la plataforma Moodle como centrados en la presencia del profesor y los estudiantes, a través de facilidades para compartir videos y audios. Aunque estoy de acuerdo en que este tipo de recursos pueden contribuir a un ambiente más familiar o de cercanía, no me parece que en sí mismos aseguren una participación y “enganche” con el curso. El artículo se centra en la reducción de señales como el principal problema de los cursos en línea, de la alta deserción que presentan. Yo también he experimentado ese alivio de saber que puedo dialogar con mi asesora, o con mis compañeros… no sólo mediante texto, en cursos en la modalidad en línea; sin embargo, creo que los elementos decisivos han sido ese tejido de interacciones alrededor del sentido de la asignatura y lo que aprenderemos… Y si quiero pasar esto a los MOOCs, la afirmación del artículo acerca de la centralidad de la relación profesor-estudiante no se sostiene, porque, al menos en este EDCMOOC el ambiente de creación y flujo de información e interacción predominan.

Me llevo la pregunta por las múltiples maneras de hacerse presentes en cursos en modalidad a distancia, en distintas plataformas y con posibles diferentes propósitos.

Ahora, otro de los textos producidos en 2004 hace una crítica  a la fe depositada en la introducción de herramientas tecnológicas a las escuelas y a la afirmación respecto de la relevancia del aprendizaje del manejo de estos medios por parte de los niños  y jóvenes. Remarca el papel importantísimo de las experiencias previas en el mundo “real”, la disposición ética para pensar acerca de estas herramientas y no sólo con ellas, para tomar decisiones respecto del impacto de tales o cuales usos, de los valores implícitos en esos ambientes… y de la confusión del aprendizaje con la transmisión, acumulación o circulación de información.

En el contexto actual, faltaría matizar acerca de la relevancia de las conversaciones en línea y de la multiplicidad de efectos que puede tener encontrar a un anónimo o desconocido que apoya tal o cual causa, por ejemplo. También de la veracidad de las experiencias compartidas en red y el contacto con otras realidades a través de los contenidos en línea. Así también, su planteamiento me parece actual en términos de preguntarnos qué tanto somos conscientes de las implicaciones de este espacio en red, del control, vigilancia, alcances… Esos matices, nos ayudarían a escapar a contraposiciones frente a lo real o no, los valores y la simulación, los condicionantes y la posibilidad de crear…

Finalmente

Y… sabemos que algo nuevo está emergiendo, que nos estamos reconociendo de otras maneras, en el espacio privado y personal, en la socialidad con otros, en los espacios de aprendizaje, en las formas de organización social… Y sabemos que esta realidad no es para todos y todas… que está atravesada por lógicas de poder y socioeconómicas… y por la esperanza.

¿Qué vendrá en la semana 4, acerca del transhumanismo?

Lo que sí, seguimos siendo un misterio, con un tiempo finito, con otras y otros semejantes y con desafíos por enfrentar.

 

Anuncios