Reflexión ¿final? #TRAL Nivel 6

¿Hacia dónde apunta la experiencia de #TRAL? Algo les compartiré en esta entrada, de nuevo a manera de boceto, pues las preguntas, los faltantes, los aprendizajes irán surgiendo.

Como Daniel, mi compañero… aviso que es una entrada larga, pero encontrarán recursos para resumirla o leerla en síntesis. 🙂 Son seis puntos…

I. Para llevar a la práctica

La vivencia sobre todo, de cara a la asesoría de profesoras y profesores. Experiencias que me ayudan a ser empática fueron: sentir la imposibilidad de abarcar todo lo que se genera en la red del TRAL, disfrutar del encuentro azaroso o aquel intencionado con alguno o alguna de ustedes en sus casas blog, en el Twitter. Saber que había una casa también de todos, la comunidad de G+ aunque en esa no me animé tanto a compartir mis entradas de blog.

Crear sentido con posibilidades más allá de las cercanas en lo local, es decir, en este entorno presencial. Descubro que los programas o el currículum no puede crear sentido por uno mismo, facilitan o dificultan situaciones hacia la creación de sentido. Las situaciones de aprendizaje y espacios para la participación y socialización tienen esa valiosa riqueza de dar oportunidades para generar sentido, si los comparo con propuestas más rígidas o centradas en la evaluación.

Y es que enfrento, como educóloga, como profesora, la paradoja y tensión constante de acompañar en el proceso de aprendizaje, de optar por tales o cuales caminos, y al mismo tiempo estar frente al misterio (y darle su cabida). El misterio del alma, de los procesos, de mí misma frente a esas personas que quieren aprender, ¿quieren? ¿Aprender para qué? ¿Aprender qué y cómo? Creo que es algo que compartimos y reconozco la magia de grandes maestros para dar paso a la creación. Un profesor de la licenciatura nos decía que si los y las estudiantes estaban alegres, esa era una buena señal. No quiero que esto se interprete como si no valiera el esfuerzo de aprender, el enfrentar los conflictos, las dificultades… sino que la valoración sea más alegre, esperanzadora por ser valorada por… ¿por quién? Por la persona misma, por los compañeros de viaje, por el profesor.

Es una fortuna y alegría compartir con ustedes esta aventura. Ese resonar con las palabras sobre el marco más amplio del APA (idea que queda pendiente a explorar) como nos compartía Arnaldo, o tratar esta experiencia como un relato, una narrativa que nos coloca como héroes en nuestra historia (como Natacha). O los revoltosos, como una forma de sumarnos en red, de mirar la experiencia

II. Las preguntas pendientes, ¿qué me sucedió en esta experiencia?

Les comparto este material (un intento de infográfico, me gustó mucho hacerlo y Piktochart, la herramienta está sencilla) que reúne, de manera sintética algunos de los puntos que les comparto más abajo:

Sobre el APA

  • Representar el APA me ofreció una radiografía, que sumada a la red profesional, hizo más evidente el cómo aprendo con la red internet y el estar inmersa en una red de relaciones. Como confesamos en algún momento, ahora esta dimensión de la vida humana (del tejido social, ¿será que también del natural?) es un lente para mirar lo que me y nos sucede.
  • Noto que a partir de la experiencia, mi APA tiene más claro el blog como espacio para compartir reflexiones y encontrar a otros. Ustedes, TRAL están más presentes y también varios espacios con mayor sentido: Twitter, G+, más herramientas de creación y publicación (y lo mejor, un poco más de experiencia).
  • ¡Espero continuar el hilo! Y escribir sobre varios temas, como les había compartido.

Las dificultades que enfrenté

  • Querer escribir ideas muy acabadas en el blog… lo cual me frenaba. Sólo cuando me animé a asumir el proceso personal y en borrador de la escritura, fluyeron las ideas y por sus comentarios descubrí el gusto, la coincidencia, o preguntas que generaban.
  • La falta de tiempo para involucrarme más, que luego cuando me “sumergía” se convertía en un gozo encontrarlos y leerles… en pestañas abiertas en el navegador esperando a ser leídas, en comentarios lanzados al aire.

Aspectos valiosos e ideas poderosas (que me gustaron mucho)

  • El descubrir a mis compañeros y compañeras, cercanos y lejanos.
  • La pregunta por todas y todos, por cómo vamos con la experiencia. Por aquello que no alcancé a ver en la red.
  • La pista mágica de encontrarnos con los márgenes… Reconocer los límites, salir pasos más allá… no quedarnos encerrados. Me va quedando claro que el acceso a la información que tengo y mis ánimos para producir tienen la influencia o cierto sello de las personas que tengo a lado. ¿Hacia dónde quiero caminar?
  • La mirada acerca del tipo de redes que se propician en las clases, en particular en la clase de licenciatura. Propiciar otros espacios, productos y procesos sobre recuperar la vivencia y significados de ser universitario. Ciclos recursivos, con reflexión sobre los aprendizajes, productos variados y con sentido para las estudiantes, reflexiones abiertas. Potenciar la conexión con otros, en la Universidad, estudiantes, profesores y los “bancos de conocimiento” con familia y localidades.
  • Las formas de convocar, la libertad para escribir, proponer.

En mi historia de aprendizaje he admirado siempre la figura del profesor. Creo que, como dice Diego Leal, este movernos a la web 2.0 coloca en otro lugar al aprendiz. Me coloca en otro lugar, en dejar de esperar la aprobación del profesor o profesora, crear, reflexionar y compartir con los compañeros del camino.

III. Lecciones…

    • Dejar rastro, crear con creatividad y aprovechando los recursos de la red. Agradezco a tantos de ustedes por ser ejemplos de dejar rastro y reflexión de las sincrónicas.
    • Las sesiones sincrónicas daban vida a la conversación, a juntos compartir, visibilizar y aprender de las ideas de otros y otras que “por arte de magia” aparecían en la pizarra. Sergio Gutman recupera en su blog excelentes síntesis de las sesiones.
    • Animarme a escribir en calidad de proceso y a ser lo más sintética posible (íjole, esta entrada quedó larga… el que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse).
    • Continuar participando al margen de si iba o no al día en los niveles. Ir más allá de la entrega… de la movilización por el logro…
    • Leer a mis compañeros y compañeras con detenimiento.
    • Los videos TED compartidos… 🙂 Fuente de cuestioanmientos e invitación.
    • Los videos y planteamientos que Diego Leal nos compartió, fuente de reflexiones…
    • La variedad que aportaron las y los participantes, cuyos nombres no incluyo para no olvidar injustamente a alguno o alguna. El compromiso y calidad de los líderes de países y universidades.
    • Los revoltosos, como iniciativa para seguir… invitación a la autonomía:

IV.  Retos

  • Escribir más sobre mis temas de interés, sobre lo que observo a diario.
  • Construir e hilar sobre esto en los grupos de la red profesional. Siguiente ciclo de la Gestión del Conocimiento.
  • Encontrar a otros y otras de quienes aprender y enredarme sobre Gestión del Conocimiento.
  • Recuperar notas Congreso en Chile y continuar comunicación. Fortalecer lazos y formas de aprovechar encuentros.
  • La música, la poesía, ¿qué más a compartir? ¿Qué otros temas de interés y formas de comunicar me aparecen?
  • Aprender a hacer videos… ¿para qué y para quiénes? (Algo ya adelanté en esta entrada… al final lo encontrarán)…

V. Cosas que sucedieron en lo presencial

  • Conocer a Diego Leal en el Ágora , unir lazos durante el evento con Argentina gracias a la iniciativa de @fmorfin.
  • Comprender un poco más nuestra misión, con las y los profesores, como docentes. Desde la apertura, la diversidad, las trayectorias de aprendizaje.
  • Ideas renovadas para pensar mi asignatura en línea y para propuestas de formación de docentes.
  • Gusto compartido por la experiencia y por continuar explorando. Reconocimiento de limitantes personales y grupales.
  • Animarme a pintar… con pinturas y todo, después de mucho tiempo.

Y finalmente, el deseo de seguir en contacto…  El reto de ser creativos, de sumarse a la red, vorágine, detenerse a saborear… inicia un nuevo camino.

VI. Un regalo…

Al buscar otras formas distintas al texto para compartir, recordé las nubes de palabras que tanto me gustan y probé con mis entradas de blog. ¿Qué palabras resaltarían más y qué significados podría descubrir en esta búsqueda? Resultó esta imagen:

 

Luego combiné la herramienta Wordle para crear nubes de palabras y Screenr para generar videos… ¡y les comparto este videito! ¿Qué frases sumarían ustedes? ¿Cómo podría ser su nube de palabras?

Estoy muy contenta. Y sobre todo AGRADECIDA con ustedes y con la oportunidad.

¡Muchas gracias compañeros, compañeras y nos seguimos encontrando!

¡Disfruté aprender de y con ustedes!

Volver… al nivel 4 y “digestión” de la sesión sincrónica #TRAL

Compañeros, compañeras:

Hoy no hay mucha inspiración, quizá tendré la ventaja de ser sintética. Dicen que si uno persigue a las musas luego se esconden. Lo que sí que entre sus voces y murmullos traleros encuentro ganas para continuar.

¿Qué me gustó, sirvió, encuentro valioso, en la experiencia de este nivel?

Del video TED y las imágenes rescato esa vida de las redes, su permanencia y a la vez su cambio constante. La red tiene memoria, nos dice, las cosas fluyen, guarda cierta consistencia, es persistente y perdura. ¿Qué significa que tenga consistencia?

La sesión sincrónica en la que participé, el día sábado 4 de mayo, me dejó mucho para recuperar, sobre todo en la discusión en las mesas. Les comparto la imagen de la mesa 1, que se preguntó por elementos que ayuden a tomar decisiones respecto a la red profesional

Pizarra equipo 1 5 TRAL sabado

La mención a  elementos importantes apareció en esta lluvia de ideas en pizarra: el proyecto de vida, los intereses (preguntas, temas, pasiones), nuestras limitaciones, nuestras características,  lo que también podemos llegar a saber (no sólo de lo que quiero aprender), decía Paco Morfín. Se subrayó el saber que la tecnología es el medio y no el fin, que se trata de relaciones, que habrá distintos tipos de vínculos y que éstos habrán de ser posibles y sostenibles… en el límite de la posibilidad… y el azar, la apertura. El tiempo es un factor que apareció en la mención. Me gustó mucho escuchar a compañeras que no había oído antes (Natacha, Lulú, Marlene y una compañera más cuyo nombre no registré). Gracias a Carlos nuestro relator :). En Twitter encontrarán interesantes alusiones a esta sesión.

El segundo grupo también aportó elementos valiosos, sobre el tipo de vínculos y la subjetividad e implicación personal-social en esta reflexión y vivencia de la red profesional. Acá les dejo la copia de la pizarra y el blog de Sergio Gutman que amplía este somero comentario:

Pizarra 2 sab 5 TRAL sessinc

Sobre el ejercicio que realicé de la red profesional, encontré similitudes en los retos detectados con Liliana y con Cuquis, compañeras del equipo. Fortalecer mi red en la docencia y encontrar a pares en la red, caminar hacia un aprendizaje en red en el diseño de mis cursos. Hugo bien señala la distinción de vínculos, y el riesgo de exponerse o mostrarse en la red. Menudo reto, alegre sí por intentarlo, por arriesgar y compartir. No más docencia en soledad, que quizá nunca estamos solos realmente… Abril aporta algunas reflexiones sobre esto, sobre a qué renunciar como docentes, qué conservar… y la relación con nuestra historia de aprendizaje.

Por último, compartirles mi asombro ante la complejidad de esta mirada sobre la experiencia humana, sobre nuestro ser social y el contexto sociocultural en el que participamos, somos, aprendemos, vivimos…

Seguimos, ahora voy a los retos del Nivel 5 y a seguirlos leyendo en sus casas-blog, Natacha dixit.

Redes sociales, espacios, presencias… nivel 2 #TRAL

Nube de palabras a propósito de la primera idea que viene a nuestra mente cuando escuchamos "ciberespacio".
Nube de palabras a propósito de la primera idea que viene a nuestra mente cuando escuchamos “ciberespacio”.

Muchas cosas han sucedido en el intervalo entre mi primera publicación sobre el Nivel 2 de TRAL y este momento. El nivel nos propuso un conjunto de ideas detonadoras de perspectivas y reconocimiento de la naturaleza social de las prácticas en red, del pensamiento en red. Me ayuda el distinguir la red, como entramado social de las plataformas tecnológicas que median las prácticas de comunicación entre las personas, que forman redes sociales. Creo que estas mediaciones amplifican las posibilidades de contacto con otros y otras, en los márgenes, en la periferia; sin conocerles cara a cara podemos contactarnos, acceder a información que seleccionan… Qué fortuna vivir en este momento de la historia humana. Para bien y para mal, pues tenemos nuestros grandes retos. ¿Cómo escapar del consumismo tecnológico acrítico? Me gusta mantener también la alerta sobre las brechas y desigualdades en el acceso y en las habilidades digitales en la población. Nuestros problemas siguen ahí… no estamos solos… la red puede ser de ayuda para una mayor concientización, para encontrar diversidad, para reconocernos, para colaborar con otros y otras.

A veces me gustaría poder anticipar el futuro, verlo… y entonces me gustaría saber cómo será nuestra vida en unos 20 años. ¿Lograremos dar el giro para el mayor cuidado de todos y todas? Quizá no debería preguntármelo… sino confiar.

Qué gusto encontrarles en esta aventura. Una de las dificultades que encuentro es cómo leerles, seguirles la pista, encontrar a aquellos con quienes dialogar sobre los temas que me interesan: formación de docentes, innovación educativa en educación superior… y sobre nuestros países de Latinoamérica. Me descubro a ratos saturada, pero también con dudas sobre cómo realizar una navegación más efectiva, un seguimiento y escucha, como nos decían en el nivel 3 de TRAL de esa red. Habrá que aventarse y aventurarse, y en esas estoy.

Insignia Nivel 2

Las sesiones sincrónicas y los “tweetazos” le dan mucha vida a TRAL, es una ventana para asomarme a qué están comentando otros y otras y conectarme con sus blogs. Me gustaría ser más activa en la comunidad de Google+ y en cuanto a compartirles productos de la reflexión, creativos, como lo hacen Luz Pearson, Paola D., Natasha o  Sergio Gutman. Y bueno, también tengo pendiente leer a quienes están más cerca de mi trabajo: Liliana, Daniel, Patty, Pili, Hattie, Nilda, Ninfa, Cuquis… voy descubriendo más sobre ellas y él, pues aunque compartimos mucha cotidianidad, este espacio virtual me da para escuchar esas otras voces y pensamientos, y enredarnos.

Bueno, pues muchas deudas de este nivel saco aunque también claridades y preguntas. Me intriga el “mundo abisal” de todo esto… lo tácito de nuestros APAs, las oportunidades para expandir este concepto, la mirada macro hacia lo sociológico de estos fenómenos.

Un gusto coincidir y seguimos.

Y con orgullo, como dice Patty mi compañera o Pili: ¡aquí está mi insignia del Nivel 2!
(Jiji, como en el preescolar, ya tengo mi estrellita)

PD. Por último, siento que estoy ante algo que trato de descubrir… algo, como dice Natacha, en ese periplo, en este periplo. Pero todavía no llego a mirarle a los ojos y a ver su dimensión. ¿Nos ayudamos?

Reflexión al final del desafío, nivel 1 #TRAL

Les comparto mi reflexión sobre este nivel 1, espero leerles pronto. Se me hizo más fácil responder las preguntas una por una.

¿Cuál es el mayor logro?

Ponerme al día, jiji… después de las vacaciones. También observar la representación de mi APA con un té verde y darme cuenta que he avanzado en el manejo de información, que ha cambiado para bien (menos centrado en las herramientas) y que tengo retos que quiero y me voy animando a enfrentar.

¿Qué me sorprende?

La variedad de formas para representar el APA, cuánto convoca la actividad, lo compartido por los y las participantes. Me desborda, me gustaría poder leerlos a todos. Me pregunto por un escanner general de todos los APAs… ¿qué habría en común? ¿Se podrían identificar estilos o tendencias? ¿Relacionados de qué forma con el perfil y experiencia de los y las participantes? Arriesgo que en común tenemos la experiencia en alguna red social y consulta de información. Creo que son los menos en la creación, publicación y difusión de lo propio –aunque de alguna forma lo hemos vivido al participar en redes sociales-. ¿Cuál es el modelamiento que la red internet y los escenarios –prácticas de interacción realizan en nuestra cognición y la relación con otras y otros, nuestra percepción del mundo?

El educamp como experiencia también me sorprende… las dinámicas del espacio físico y la interacción presencial que asemejan la red me parecen una vía muy poderosa para animar la comprensión de las prácticas en red-virtualidad.

¿Qué aprendí que no sabía antes?

Me gustaron los ejemplos de APA compartidos por Diego Leal en el video, un recuento de cómo se va armando el concepto. También elementos de su comprensión: escenarios, lugares, donde realizamos prácticas que nos ayudan a aprender, cada uno, de manera personal. No había reparado tampoco en la distinción entre personal y personalizado. Me parece potente el concepto por lo integrador y orgánico que resulta: integra personas, temas, prácticas, herramientas, distintos tipos de comunicación y presencias, acciones, sentidos… y orgánico porque se va moviendo, ¿y nosotros-nosotras con él? ¿Qué tanto nos lleva a confrontar, a la diversidad de puntos de vista? A mí me gustará caminar en ese sentido…

Dificultades…

Conectar con más personas y mantener los vínculos… necesito organizar mi feed de blogs y contactar a más personas, identificar intereses comunes, saber quiénes son… no quiero perderme de esa riqueza. ¡Ah! Y me quedo con el pendiente de formular una propia definición del APA.

Oportunidades…

Muchas. Pensar mi asignatura como red. También en las implicaciones afectivas de esta forma de aprender, como uno de los participantes panameño señalaba en su PLE. Los espacios físicos, la mirada a cómo aprendo y cómo aprenden otros. Tips que puedo llevar a proyectos de trabajo J Gracias por convocarnos a compartir y reflexionar.

Y chan, chan channnn:
Tejiendo Redes de Aprendizaje en Línea

¡Salud y seguimos!
L.

Mapeo de mi ambiente personal de aprendizaje #APA #TRAL

Les comparto la imagen de mi ambiente personal de aprendizaje, me resultó interesante este ejercicio al poner el énfasis en las personas y el para qué de cada sección.

Además les comparto que:

  • Tardé un poco en iniciar el esquema, pues quería que fuera lo más organizado posible. Finalmente fue fluyendo la representación, este esquema está integrado en mi práctica, hay bastante de conocimiento tácito, es un primer acercamiento.
  • Encontrarán cinco secciones principales: percepción, interacción, creación, publicación y otros (entretenimiento). Como podrán ver, las más nutridas son las primeras dos.
  • Descubrí que la maestría virtual que cursé recientemente está presente en las interacciones y me permitió vivir procesos para comunicarnos, realizar trabajo colaborativo a la distancia, crear materiales y difundirlos. Mi trabajo también marca los espacios virtuales y prácticas.

    Primera fotografía, Nivel 1 TRAL.
    Primera fotografía, Nivel 1 TRAL.
  • Las herramientas que más aparecen son: FB y Google+, Correo, Twitter, Wikis, Blogs, Dropbox, Google Docs, Páginas web y Diigo. Redes sociales (conexión con otros), flujo de ideas, información y personas (Twiiter), espacios de producción conjunta y de almacen… de consulta de información.
  • Me llamó la atención la idea de pensar en los espacios físicos donde aprendo y en los dispositivos. Son pocos, me parece… qué tal si un día me voy al jardín con mi laptop… o con un libro 🙂 y ya voy organizándome para explorar con un móvil…
  • A diferencia de hace un tiempo cuando realicé una representación de mi APA, ahora ya tiene mucho más contenido y forma de entornos, espacios para…. en lugar de reseñar herramientas y para qués. También noto que avancé en la marcación de información 🙂
  • Un reto que descubro es mantener vivos los enlaces con mis compañer@s y profesor@s e identificar comunidades virtuales con las que dialogar sobre la Gestión del Conocimiento y otros temas. Hay lazos que van debilitándose…  tampoco se trata de todos tenerlos fuertes porque sí, sino según mi interés y podría decir que el grado de participación (al estilo de las comunidades de práctica de Wenger y los tipos de participación, como la periférica legítima… así me sentí en el curso del MOOC abierto). La red puede resultar celosa, como una planta… habrá que regarla para que crezca.
  • Otro reto es mejorar o ampliar mi experiencia en la creación, producción y el seguimiento más eficaz del apartado de “Percepción” (variar fuentes y personas, estar al tanto de lo que producen…). Quiero elaborar y compartir creaciones y pensamientos. Esto demanda tiempo y saber… y pasión. Lo anterior es un reflejo de la desconexión entre Percepción y Creación-Publicación.

Por último, compartirles que sí le veo sentido a enriquecer, mejorar, ampliar mi APA para aumentar mis posiblidades (y como estamos en una red las de otros y otras) y mejorar la calidad y eficiencia de mis conexiones… Si somos lo que comemos en gran parte, somos lo que aprendemos… quién soy gracias a mi APA y cómo podría ayudarme más…

Ahora, lo que enfrento en este espacio de #TRAL es conectarme con otros, tejer… ¡ahí voy poniéndome al corriente después de mis vacaciones en el hermoso país de Colombia!

Saludos,
L

#EDCMOOC ¿Sobrevivir y aprender en un curso abierto?

Brevemente les comparto que sentí tristeza y cierta frustración al no poder seguir el ritmo del EDCMOOC, propuesto por la Universidad de Edimburgo, ofrecido desde coursera. Sin embargo quiero rescatar aspectos que me parecen importantes sobre la experiencia:

  1. De cómo sobrevivir a un MOOC. Una voz sabia me dijo que lo importante, o una competencia a desarrollar en esta vorágine de información, participación, recursos… era crear conexiones. ¿Con quiénes quiero compartir y según qué propósitos míos de aprendizaje, de vivencia? Las conexiones que perduran…
  2. Los materiales interesantes y detonadores. VIdeos que ejemplifican, que abren la reflexión, que ponen el acento en utopías o distopias sobre educación. Recursos sobre educación y sobre las ciberculturas o las culturas red. En especial me gustó mucho el texto de Johnston sobre metáforas e internet. Alcancé a reseñar algunos videos.
  3. Los ejes conceptuales utilizados. Me pareció especialmente potente el eje utopías y distopías sobre las prácticas mediadas por tecnologías, o en internet, o de la red. Me parece que los discursos y las prácticas llaman a unos y a otros, a esperanzas, sueños, anhelos y también temores sobre la internet, éstas herramientas tecnológicas y sus impactos en nosotros, en nuestro medio. El determinismo tecnológico y sus variantes me anima a estar alerta de mi propia palabra y de lo que nos comparten los y las profesoras en el día a día. ¿Cómo este determinismo limita nuestra agencia? ¿Cómo cuestionarlo? Asumir para construir… Aquí comparto el enlace al material compartido desde el EDCMOOC. Además, una vista al pasado “reciente”, al “futuro” y luego al ser humano y al transhumanismo. Regresamos a las preguntas básicas, ¿quiénes somos? ¿qué queremos?… ¿Cómo esto nos mueve, hacia dónde, para qué…?
  4. La inteligencia colectiva en acción. De pronto caos, de pronto me llegó la angustia de ver cómo, tras unas horas de iniciada la semana, ya existía actividad constante en los foros. Ni hablar de la comunidad de “estudiantes” (practicantes, diría yo), que desde meses antes armaron conversaciones, “artefactos conceptuales”, redes, grupos y comunidad para compartir, aprender y charlar sobre el EDCMOOC, los temas, creaciones y otros temas más (el idioma, por ejemplo y la ubicación fue un factor para reagruparnos, qué pasaba en otros MOOCs, compartir saber sobre herramientas “potentes” para la creación de artefactos digitales…, ayudar con tareas o indagaciones de sus estudios de maestría). Se produjo una cantidad infame de información, comentarios, conversaciones, artefactos, más de lo que había tiempo de procesar, mucho más. Elegir era una clave, tener preguntas, enfocarse… y compartir, no perderme de eso… Inteligencia colectiva, me queda claro que el todo fue más que la suma de las partes.
  5. Discusiones en Twitter. Organizadas por los y las participantes, en torno a cuatro preguntas clave (15 min. para cada una), con varios moderadores (encargados de Retwittear, comentar a los participantes, colocar la siguiente pregunta, sacar estadísticas…). Logré participar en dos de ellas y en una logré mantener, crear, hilos de conversación. Me propuse aportar en esa ronda, lo hice. Me sorprende esa lluvia de ideas intensa, continua, de acceder a otras “mentes” y preguntar, conversar, a una velocidad impresionante. La velocidad también es información, no sé quién dijo por ahí… Una memoria de esa participación, donde ubiqué a quiénes seguir, donde compartimos, está aquí. Estas conversaciones le daban mucha vida al proceso, así me parece. Motivación, compartir… ImagenMural, a un costado del GAM, Museo Gabriela Mistral. Santiago de Chile.
  6. Creación de artefactos, imágenes, videos, distintos elementos. Me gustó la integración de distintos tipos de elementos a la reflexión, videos, imágenes, artefactos creados por los y las estudiantes (énfasis en la creatividad, en el respeto a los derechos de autor, en el remix…). Ejemplo de padlet , Galería en Flickr sobre imágenes de utopías, distopías, reflexiones de los EDMOOCeros,
    Varios artefactos digitales creados por participantes del MOOC “E-learning and Digital Cultures” de la Universidad de Edimburgo, entrega final que recupera su reflexión: http://padlet.com/wall/edcmooc_artefact
  7. Asesoría y coevaluación de parte de los pares. La asesoría a la entrega final del artefacto se dio entre pares. ¿Qué tipo de mediación utilizaron?
  8. Sesiones sincrónicas. Interesantes los distintos puntos de vista desde los cuales los profesores y profesoras, sobre el MOOC numeralia, los grupos alrededor, los temas, lo que les llamó la atención de la interacción… un moderador, cuidando los tiempos. Lo que vendría en la siguiente semana.
  9. El Quad Blog. ¡Compañeros, discúlpenme! Ya no alcancé a seguirlos, pero agradezco sus comentarios. El Quad Blog como estrategia para dar seguimiento entre compañeros, enfocarse en un pequeño grupo y turnar las aportaciones. Da un poco más de seguridad que enfrentarse a la marea de miles de entradas de blog… aunque conviene no perderse de asomarse a otras experiencias.
  10. ¡Qué envidia! ¡Qué curiosidad! Ver lo que se produjo… ¿Qué resultará de ese experimento metodológico? Convocar a tanta gente… ¿qué fotografía les reflejó, qué mapas sobre la forma de intelegir, de practicar, de preguntarse, de percibir el aprendizaje, la red, lo abierto, la inteligencia colectiva, las ciberculturas?

Y la invitación a continuar. También a pararme en los zapatos de los y las otras, cuando ya vemos venir la ola de lo “no hecho” en los cursos virtuales, cuando el agobio le gana a la motivación. Valoro lo aprendido y la oportunidad de coincidir.

¡Seguimos!
Lorelí P.

Memoria, olvido y naturaleza humana

No quisiera un fracaso en el sabio delito
que es recordar.
Ni en el inevitable defecto que es
la nostalgia de cosas pequeñas y tontas (…)
Silvio Rodríguez, “De la ausencia y de ti“.

Inicia este blog de conversa, un sitio público para compartir algunos pensamientos, observaciones, sentimientos en esta era digital. Todavía recuerdo y tengo por ahí el diario que mi papá me regaló cuando cumplí nueve años. Escribía cómo me había ido en el día, cuando me enojaba con alguna de mis hermanas, con mi papá o mamá, si jugábamos… Blog o diario, bitácora personal en línea, aquí trataremos distintos temas sobre todo los relacionados con aprendizaje, tecnologías, red y esta nueva era. Quiero conservar todavía mi diario personal a parte de la red.

A propósito, ayer conversaba con una amiga sobre la privacidad, la intimidad y Facebook. Entre tarea y tarea, sin querer y al asomarme a Facebook me entero de la vida de compañeras de escuela, sin necesitarlo; ahí hay una ventana a la vida de los demás… y a la mía. ¿Pérdida de nuestra intimidad? Un simple saludo en Facebook es la oportunidad de contactar con personas que en el cotidiano sería más difícil o no buscaríamos, pero, me decía mi amiga, ¿por qué no un correo en el que charlemos largamente? ¿Estamos ante una “banalización”  de lo cotidiano, de la amistad?

Más allá del pesimismo o el optimismo exacerbado, es necesario considerar las preguntas, cambios y transformaciones de lo digital a la permanencia de ciertos datos, el registro de lo cotidiano (López de Anda, 2010), la memoria y el olvido… Les comparto el siguiente artículo, breve de tres páginas, donde Ernesto Hernández Busto, nos propone una breve pero profunda reflexión al respecto de la “Memoria y olvido en la era de Internet“. Agradezco a la clase “Prácticasculturales y espacios sociales” por sugerirnos esta disfrutable lectura.

Imagen del personaje Funes, que lo recuerda todo, en la ficción de Borges.
Funes el memorioso, http://lapasioncultural.blogspot.mx/2011/01/irineo-funes-el-memorioso.html

En verdad que creía que si llegara a recordar todo, todo lo sucedido todos los días, lo que cada persona con la que charlo o escucho dice, podría analizar el discurso, seguir los trazos, intenciones…, sólo sería cuestión de esforzarme, de desarrollar la memoria… si hay personas que luego cuentan con afán de detalle sucesos en los que participé y no me acuerdo… ¡qué afán! El olvido tiene su función natural, la atención y memoria es selectiva y es saludable que así lo sea. Claro, no estoy en contra de la expansión y desarrollo de habilidades… pero el artículo pone el acento en cuestionar toda esa información y datos que están siendo almacenados en internet, sobre nuestras búsquedas, opiniones y más, en manos del ciberespacio, de las compañías, de quien quiera y sepa buscar y recopilar todo esto. ¿Qué le implicará a la humanidad como tal esta acumulación de datos y memoria externa permanente? Sobre todo si consideramos la falta de transparencia social, los poderes en pugna, la represión de los Estados…

En fin, regresa un poco de paz a mi alma al reconciliarme con este deseo o afán de recordar todo y al mismo tiempo con el deseo de atesorar sólo lo que elijo, con más o menos conciencia.

Aquí está el cuento de Borges al que refiere el artículo, sobre un personaje que padece una enfermedad que hace que, a partir de los 19 años, lo recuerde todo.

Les dejo también la entrevista del 14 de agosto de 2010 con Eric Schmidt, de Google (vía The Wall Street Journal).

¿Cómo estamos aprendiendo a manejar estas implicaciones en nuestra “navegación” e interacción por internet? ¿Cómo hacerlo parte también de los procesos formativos y las competencias mediacionales para esta sociedad de la información? Esta misma reflexión, está quedando patente en este espacio…